Gestión de riesgos

El equipo de análisis y gestión in-best-ers, interioriza la gestión de riesgos en todos los procesos de captación, selección y evaluación de las oportunidades de negocio con el objetivo final de garantizar la fiabilidad y solvencia de las operaciones aprobadas.

“IN-BEST-ERS SÓLO VALORA PROPIEDADES UBICADAS EN ZONAS DE FÁCIL COMERCIALIZACIÓN, ESPECIALMENTE EN BARCELONA”

En este momento, las inversiones inmobiliarias se benefician de una coyuntura favorable, especialmente en algunas zonas de Madrid y Barcelona. En in-best-ers sólo estudiamos operaciones vinculadas a inmuebles ubicados en esos emplazamientos de alta demanda que garantizan una fácil comercialización del producto final. Adicionalmente, el precio de venta del inmueble, recogido en el plan de viabilidad, se fija por debajo del precio de mercado en el momento de la confección del estudio, sin contemplar posibles subidas, para, de este modo, estimular y facilitar su transmisión. Así podemos garantizar el cumplimiento en plazo, y rentabilidad,  del proyecto.

“LOS PROYECTOS QUE APRUEBA IN-BEST-ERS PRESENTAN UN MARGEN DE RENTABILIDAD AMPLIO QUE  MINIMIZA EL RIESGO DE LOS INVERSORES”

Nuestro equipo de expertos, con más de 25 años de experiencia en el sector y con un histórico de desviaciones en sus previsiones inferior al 3%, confecciona el plan de viabilidad para cada operación. El margen de rentabilidad que se exige a todos los proyectos es de un mínimo del 20% lo que garantiza el cumplimiento de todos los compromisos con los inversores.

“LOS INMUEBLES OBJETO DE INVERSIÓN, QUE YA DE POR SÍ SON GARANTES, ESTÁN LIBRES DE CARGAS”

La financiación de las operaciones se realiza con créditos no hipotecarios por lo que el inmueble objeto de inversión se encuentra libre de cargas, lo que de facto es una garantía tangible del cumplimiento de los compromisos con los inversores. También consideramos que articular las inversiones en los proyectos mediante préstamos es, jurídicamente, la manera que ofrece más garantías a terceros cuando la participación en el negocio es minoritaria. Formalmente es claro y transparente.

Para que un proyecto sea aprobado y, consecuentemente, entre en ronda de financiación, debe garantizar el cumplimiento de los compromisos con los inversores tanto en importe como en plazo.